¿Qué son los recursos renovables?

Hablamos de renovables cuando nos referimos a bienes y servicios naturales. Los recursos naturales son elementos de la naturaleza que ayudan al planeta por ejemplo, los árboles nos dan el oxígeno que necesitamos. Desde el punto de vista de la economía, los recursos naturales son importantes para las sociedades humanas por contribuir a su bienestar y a su desarrollo de manera directa. 
Con esta información queremos concienciar y hacer ver que apostar por los recursos renovables es mejor para el mundo y por coherencia para nosotros los humanos, ya que aportan un beneficio extra anticontaminante que los recursos no renovables no son capaces de ofrecernos. Las características de los recursos renovables son que se mantienen o aumentan con el tiempo, pues su consumo no disminuye su renovación (a no ser que haya una explotación excesiva).
El uso de la energía hidráulica no genera contaminación ni directa ni indirectamente y el uso de la energía eólica, por ejemplo, se hace posible gracias a la infraestructura necesaria pero no se agota por su excesiva utilidad. Los recursos no renovables existen en la naturaleza con una cantidad determinada y ésta se agota tras su consumo, sin poder recuperarse. En los recursos no renovables existe un riesgo elevado de contaminación ambiental por ejemplo, el derrame de petróleo en el océano contamina las aguas y mata a varias especies de fauna y flora marina. Por eso apostar por recursos biodegradables y naturales ya ha dejado de ser una opción y ha pasado a ser una necesidad. 
A continuación os dejamos una lista de alternativas sostenibles:
-Energía eólica, Energía hidroeléctrica, Energía solar, Energía geotérmica.
– Los biocombustibles (productos que emplean recursos naturales y permiten generar energía, como el alcohol derivado del maíz o de la caña de azúcar)
-Aceites extraídos de plantas y semillas (que pueden sustituir al diésel)
-Productos textiles reciclados y sus derivados. 
– Productos agrícolas (todos aquellos productos que se obtienen a partir de actividades agrarias, como puede ser el maíz, la soja, el tomate o la naranja, suelen ser inagotables, siempre y cuando se tomen precauciones para no agotar los suelos)